Los 2 poderes mágicos que pueden salvar tu encierro

¡Hoy te traigo una gran noticia! Tienes dentro de ti 2 poderes mágicos que son capaces de transformar tu vida y tu cuarentena. ¿Sabes qué es lo mejor? ¡Naciste con ellos! Pero como no todo es perfecto, también te tengo una noticia no tan buena: quizás los tengas dormidos hace un par de años. Y si quieres seguir avanzando con tu vida, necesitamos despertarlos ahora mismo.

El primer poder mágico que tienes es la capacidad de dar tu primer paso, iniciar una actividad, salir de la inercia y tomar acción. ¿Te acuerdas de la última vez que hiciste algo así? En general cuando nos sentimos atrapados o estancados es porque no estamos utilizando este super poder y es ahí donde la procrastinación nos domina día tras día. Debo decirte que postergar lo que debes hacer, nunca te llevará a ninguna parte.

Entonces acá te dejo una primera invitación: ¡No entres en un estado de negacionismo, permitiendo que la vida te arrastre! Da el primer paso en dirección a algo nuevo, algo que vienes postergando, es exactamente esto lo que te permitirá acompañar el movimiento de la vida. No me preguntes si en el mar van a haber olas, porque sí, las inestabilidades van a aparecer algunas veces. La vida es cíclica. El punto más importante es que solamente tú puedes hacer algo por ti. Aunque tus caminos estén llenos de obstáculos y desafíos, puedes elegir entre ser llevado por la vida o pararse y acompañar su curso. Estar en movimiento es estar en crecimiento.

Y tu segundo poder mágico, que es tan importante como el primero, se llama: perseverancia. Cuando eras un bebé y estabas aprendiendo a caminar, ¿cuántas veces te caíste y te levantaste hasta lograr el equilibrio necesario para caminar y correr? ¡Muchas veces! Ahora imaginemos que en tu primera caída hubieses dicho: “esto no es para mí”, “mejor lo intento más adelante”, “no soy lo suficientemente bueno en esto”. ¡Lo más probable es que estarías hasta hoy sin poder pararte! Y Clari, ¿dónde quieres llegar con esta historia? Estoy tratando de mostrarte que naciste con una perseverancia tan fuerte que en ningún momento te permitías cuestionarse si ibas o no a lograr lo que querías. Apenas te parabas una y otra vez, insistías, hasta que lograbas lo que deseabas.

Si no tienes tu perseverancia activada en estos momentos, te invito a despertarla. Y acá les dejo algunas sugerencias de cómo hacerlo: crea el hábito de terminar todo lo que comienzas, cuando te sientas desafiado por una actividad (nueva modalidad deportiva, un paso de baile que no te sale, un nuevo puesto de trabajo, una nueva profesión) toma esto como un reto y mantén viva dentro de ti la seguridad de que lo vas a superar, cuando te depares con algo nuevo en lugar de rechazar y bloquearte, pregunta: ¿cómo esto me puede sumar / de qué manera me puede aportar? Despierta esta curiosidad que tenías cuando eras un niño.

La perseverancia que conquistas en un sector de tu vida se ve reflejado en todos los demás. Tu inconsciente (parte de tu cerebro responsable por tomar decisiones) no diferencia entre un momento de entretención (clase de baile, por ejemplo) y otro de trabajo (desafíos laborales, por ejemplo). Buscar estados de seguridad en pequeños momentos de tu vida te apoya de una manera inimaginable en todos los demás sectores. Tu cerebro entiende qué si superaste y triunfaste una vez, lo podrás hacer siempre. Busca siempre experiencias que te brinden momentos de perseverancia seguidos de superación, por más sencillas que puedan parecer.

La próxima vez que te sientas en un estado de inercia o te veas en una situación desafiante, necesito que te acuerdes que ya seguiste adelante muchas veces y que seguramente podrás hacerlo nuevamente.

¡Yo confío en ti! ¡Que tengas una brillante jornada!

Clari Lima (Entrenadora Deportiva Experta en Desarrollo Motivacional)

Chevron-up