La importancia de beber agua

Hoy vamos a hablar de la importancia de beber agua, algo tan simple y necesario. Por si no lo sabes, te cuento que no todos necesitamos la misma cantidad de agua, una persona más grande va a necesitar más agua, lo mismo si haces ejercicio y transpiras, vas a necesitar más de los dos litros que se recomiendan de manera general. Lo ideal para saber con mayor exactitud cuál es la cantidad del líquido que tu cuerpo necesita, es hacer el siguiente cálculo: multiplica tu peso por 60 ml y eso te dará la cantidad de líquido (ml) que necesitas, no olvides distribuir la ingesta durante todo el día.

Recordemos que nuestro cuerpo utiliza el agua en todas sus células, ya sea para regular la temperatura o mantener la función estructural, entre otros usos, por eso es tan importante que estés atento/a a tu ingesta diaria.

¡Atención! Hay que tener cuidado, porque como todo exceso puede ser peligroso tomar más cantidad de agua que la que indica la fórmula, ojo el cálculo que indicamos anteriormente es el máximo necesario. Además, si estás deshidratado tu rendimiento al entrenar disminuye notoriamente, también es importante mantenerte hidratado para que tu metabolismo este más activo.

Otra cosa importante a tener en cuenta es que no tenés que esperar a tener sed para tomar agua, si tenés sed ya perdiste el 1 % de tu peso en agua y estás en una deshidratación. El sentir sed es la forma que tiene tu cuerpo para avisarte que le falta agua, por eso nunca esperes a tener sed, no olvides distribuir bien la ingesta de agua durante el día. Es importante mencionar que no solo el agua cuenta como agua, también las sopas, infusiones sin azúcar, algunas frutas… ¡Cuidado con el mate! porque si bien lo cebamos con agua, la yerba mate tiene efectos diuréticos, esto quiere decir que favorece la eliminación de líquidos por orina, por lo que no sirve para alcanzar la ingesta diaria recomendada.

Un dato es que tomar agua fría podría tener un pequeño beneficio porque nuestro cuerpo tiene que esforzarse para elevar la temperatura del agua y emparejarla con nuestro cuerpo, esto genera un pequeño gasto calórico.

Ahora paso a contarte algunos beneficios de estar bien hidratado:

Mejora tu salud en general, te ayuda a controlar el hambre, tu metabolismo funciona mejor por lo que perdés grasa más fácilmente, mejora la digestión, elimina toxinas y como te decía más arriba, mejora el rendimiento en el entrenamiento, si estás deshidratado baja notablemente tu capacidad de entrenamiento.

Después de estos datos te invito a que calcules cuál es la cantidad de agua que tu cuerpo necesita. Por supuesto que este cálculo es un aproximado, va a depender, entre otras cosas, del clima y de si haces actividad física.

Chevron-up