¡Hola! ¿alguna vez has escuchado hablar del “ayuno intermitente”?

¡Acá te cuento de que se trata!

Algunas de las preguntas que muchas veces nos planteamos son ¿Cómo bajar de peso? ¿Cómo llevar una vida sana? ¿Cómo puedo quemar grasa? ¿Cómo podemos acelerar nuestro metabolismo? entre otras cosas. Para dar respuesta a estas preguntas hay muchas opciones, una de ellas es el Ayuno Intermitente.

Te cuento que el ayuno intermitente se trata básicamente de una estrategia que va dirigida a disminuir el número de horas en las cuales introduces comida a lo largo del día, no es fácil, pero … ¡Vamos que se puede!

Son múltiples los beneficios que se establecen alrededor de esta herramienta y existen muchas variables respecto a la cantidad de horas en las que puedes ingerir alimentos… Así que ¡No hay excusas!

En el ayuno, el organismo elimina estructuras aberrantes, de forma que células alteradas o tumorales, virus, bacterias y otras estructuras son literalmente “engullidas” por lisosomas, además, hay otros procesos derivados del sistema inmunológico que se producen principalmente en momentos de ayuno. Por esta razón sería muy bueno darle una oportunidad a esta herramienta.

Ahora… ¿En qué se basa el ayuno intermitente? Esta herramienta se basa en permitir las suficientes horas de ayuno desde la última hasta la primera ingesta de alimento del día siguiente, distribuyendo los niveles de glucosa e insulina. Se ha observado que este proceso comienza a producirse a partir de las 12 horas de ayuno, aunque lo ideal es poder llegar hasta las 14-16 horas de ayuno entre la última comida y la primera ingesta del día siguiente. Para poder cumplir con las horas de ayuno, la primera ingesta sería 3-4 horas después de levantarse. Al principio puede costar, pero con perseverancia vas a ver que lo vas a lograr y los resultados vendrán más rápido de lo que esperas.

Tené en cuenta que es solo una herramienta que debe ir en equilibrio con el resto de las variables asociadas a la búsqueda de una buena y mejor salud como, por ejemplo, las rutinas de ejercicios en casa, la suplementación, el descanso, llevar una vida sana y saludable, etc.

Es importante mencionar que el ayuno intermitente nunca debe ser usado como la solución definitiva para revertir patologías y prevenir el envejecimiento. Además, como siempre te recomiendo e insisto que éste sea supervisado por un especialista.

Así que dale, ¡súmate a este nuevo desafío!

¡Estar bien y llevar una vida sana es tu decisión!

Chevron-up