El impacto de las hormonas sobre tu cuerpo.

Hoy vamos a hablar de las hormonas, estas son sustancias químicas que controlan todo, desde tu estado de ánimo (por ejemplo, el bienestar que sentís después de entrenar es gracias a ellas) el hambre (si tenés más de lo normal o no tenés apetito), si bajas de peso o subís demasiado, si te sentís demasiado cansancio, regulan el deseo sexual, etc… Por eso es tan importante que funcionen de manera correcta.

Es fundamental que conozcas cómo contribuir al buen funcionamiento hormonal ya que, muchas veces mejorando el hábito alimenticio, aprendiendo a manejar emociones, haciendo actividad física, etc., se pueden corregir o mejorar los niveles hormonales. La idea es poner todo de nosotros para poder ir por el lado natural, pero por supuesto que si el desorden hormonal es muy severo hay que consultar con un especialista.

¿Cuál sería la estrategia natural para contribuir al buen funcionamiento hormonal? En primer lugar, hay que tener paciencia, ir incorporando de a poco buenos hábitos y ser constantes.

Un buen consejo es que puedas añadir pesas con intervalos a tu rutina; estas van a ayudar a mejorar todo el funcionamiento de tu organismo y permitirá que tus hormonas se regulen, además aumentarás masa muscular y junto con esto vas a incrementar los receptores de insulina que colabora en mejorar la sensibilidad a esta cada vez q consumas un alimento. También es bueno recalcar que no solo el cardio te ayuda a quemar grasa ¡el entrenamiento con pesas es perfecto para eso! Porque el musculo es metabólicamente más activo que la grasa, por lo que vas a quemas calorías en reposo, usas la grasa como combustible y a la vez la grasa produce estrógenos, entonces cuando perdés grasa estás ayudando a esta hormona que tiene que estar en equilibrio para que tu cuerpo funcione correctamente, sobre todo en las mujeres, ya que cualquier desbalance en esta hormona puede afectar su fertilidad, composición corporal, estado anímico, etc. A los hombres los ayuda a regular los niveles de testosteronas.

Ni hablar que el entrenamiento de pesas te ayuda a liberar endorfinas, lo que te hará sentir mucho mejor ¿Cuánto se recomienda? De 3 a 6 veces por semana sería ideal. Como siempre, insisto con la importancia de entrenar con esfuerzo cuando de pesas se trata, 12 repeticiones con tu máximo peso, el peso ideal es aquel que sientas que no podés hacer ni una mas que 12. Esforzáte lo suficiente, si no lo haces es señal que no estás estimulando lo suficiente. Algo muy importante al momento de practicar entrenamiento de pesas es vigilar que estés manteniendo una buena postura.

¡No abuses del cardio! si tu meta es bajar de peso es bueno que hagas unos 30 minutos, aproximadamente, de cardio antes de entrenar, lo que no recomiendo es exagerar. Si hacés ejercicio en exceso lo que vas a lograr es perder masa muscular y elevar los niveles de cortisol (hormona del estrés). Cuando esta hormona está por encima de su valor normal lo que sucede es que vas a envejecer más rápido, vas a perder masa muscular, aumentar la grasa a nivel abdominal y también se verá afectada tu fertilidad.

Otro consejo es que trates de consumir 4 o 5 comidas al día, porque cada vez que comemos es como si reseteáramos las hormonas de nuestro cuerpo; ayuda a controlar el azúcar en sangre (la mantiene más estable), ya que si pasas mucho tiempo sin comer el azúcar baja demasiado y esto comienza a afectar los niveles de insulina también. Además, ayudamos a controlar las hormonas que regulan el apetito evitando atracones durante la noche.

Ahora viene un consejo fundamental ¡evita comer a diario harinas refinadas y azúcar! Tampoco te los prohíbas, pero déjalo para momentos especiales. El exceso de harina refinada en la mayoría de tus días va a afectar tu sensibilidad a la insulina y esto te va a hacer engordar, vas a ser mas propenso a la diabetes, vas a crear procesos inflamatorios en tu cuerpo (lo que puede generar diferentes patologías) y lógicamente va a afectar tu composición corporal. La insulina tiene un impacto severo dentro de tu cuerpo por eso es que es tan importante que consumas alimentos naturales y carbohidratos complejos de carga glucémica media, que no te van a disparar la insulina.

Para que esto no te cueste tanto podés sustituir el pan normal por integral 100% o de avena. El azúcar lo podés suplir por stevia que es mucho mas saludable o por azúcar de coco. Aumentá la cantidad de vegetales, fruta, carbohidratos complejos como avena, granos… Todo esto no te va a hacer disparar la insulina.

Otro tip que no puede faltar es tomar agua, elegíla por sobre los refrescos o jugos que ya conocemos, estos solo te dan calorías vacías y son bombas de azúcar.

Ojo no podemos olvidar las proteínas (equilibran la insulina, controlan el apetito) y las grasas (te ayudan a mantener un buen balance hormonal) son tus aliadas.

Evitá la deficiencia de vitamina D, zinc y magnesio. La vitamina D ayuda a prevenir el cáncer, osteoporosis y a mantener los niveles de testosterona estable, una buena fuente es el sol o también la podés encontrar en suplementos. El zinc mejora los niveles de hormonas andróginas y actúa como antioxidante. El magnesio mejora la sensibilidad a la insulina.

Por ultimo, sé feliz, hace cosas que te hagan bien, practica meditación… Esto te va a ayudar notablemente a sentirte mejor. No lo olvides: cuidarte es quererte…

Chevron-up