Cosas que no debes hacer para bajar de peso

Hoy te voy a hablar de qué cosas no debes hacer para bajar de peso. Uno de los métodos que hay que evitar a la hora de hacer dieta es algo que escucho mucho, y que tiene relación con que las personas que tiene el objetivo de bajar de peso hacen locuras como comer muy poco, esto generalmente pasa porque quieren adelgazar rápido, no tienen la paciencia que se necesita para bajar adecuadamente de peso e ignoran que lo que logran con ese tipo de dietas restrictivas es todo lo contrario a su meta; además de ser una práctica muy peligrosa para la salud.

Hay muchas propuestas no saludables para bajar de peso. La clave acá es aprender a comer, tenés que cuidar a tu cuerpo como al tesoro más preciado, él te va a acompañar toda tu vida es tu deber cuidarlo, amarlo, respetarlo.

Como te venia diciendo lo que mas veo son personas que eligen dietas a base de consumir menos calorías de las que su cuerpo necesita, esto es muy común; lo que no saben es que el cuerpo es sabio, si le estás dando menos calorías de las que necesita para mantenerse con vida, tu metabolismo se va a autorregular y va a compensar quemando menos calorías cada vez y por eso después viene el famoso “efecto rebote”.

Un cuerpo quema, sin hacer nada voluntariamente, entre 1200 y 1300 calorías. Gasta muchas calorías en las funciones diarias, en el bombeo de la sangre, latido del corazón, la digestión, regeneración celular, pensar… Y es por eso que es tan importante consumir suficientes calorías al día, porque si le das menos de lo que tu cuerpo necesita para sobrevivir, va a gastar menos calorías, entonces existen ajustes hormonales que te van a perjudicar, el cuerpo comienza a gastar la masa muscular para reservar lo más posible la grasa corporal, glucosa… Entonces ¿Qué vas a lograr al no consumir las calorías suficientes? Vas a lograr tener menos masa muscular, metabolismo más lento, más flacidez, y a largo plazo efecto rebote y problemas de salud.

Cuando pasas mucho tiempo sin comer o cuando no comes lo suficiente, se elevan las hormonas del estrés y el cortisol, cuando este está constantemente elevado también perjudica tus niveles de insulina, lo cual provoca que te suban los niveles de azúcar en la sangre. Si te sube la insulina podés, a largo plazo, generar resistencia a la insulina y esto más adelante te puede llevar a una diabetes de tipo 2, por esto se tiene que manejar con mucho cuidado el consumo de calorías diarias, ya que no solo es perjudicial para tu salud, sino que además te hace más propenso a engordar con facilidad.

No piensen que, pasando hambre, dejando de comer o ahorrándose más energía, van a ver el resultado que esperan. Es probable que al no consumir las calorías suficientes se puedan ver resultados momentáneos en la balanza, ya que cada gramo de carbohidratos retiene de 3 a 4 grs de agua, entonces cuando estás dejando de comer, tu cuerpo gasta reserva de glucógeno, lo que provocará que pierdas mucha agua y masa muscular… Y aunque un kilo de grasa y un kilo de masa muscular ambos son un kilo, un kilo de grasa ocupa el doble de espacio, entonces vas a perder masa muscular y vas a ver que el número de la balanza baja, pero la talla quizás no te va a bajar tanto. Al ver que baja el número de la balanza, te puedes tentar a seguir con esta práctica, pero es un engaño porque estas perdiendo mucha agua y masa muscular, pero te estás aferrando a la grasa y si puedes traspasar esa barrera y perder grasa (porque el cuerpo en algún momento va a ceder), podés entrar en una zona peligrosa donde ya vas a tener desequilibrios hormonales que a largo plazo va a ser muchísimo peor.

En definitiva, elegir un plan que se aleja demasiado de la realidad está destinado al fracaso, es decir, si un tipo de alimentación es demasiado diferente a lo que estás acostumbrado, a lo que la mayoría de la gente come, esto a la larga será perjudicial y comienza a gastarse, te cansas y ahí empiezan los atracones y viene una serie de problemas, por eso es mejor llevar una dieta equilibrada donde se ajusten los macronutrientes a tus necesidades, sin abandonar un grupo alimenticio por completo. Como te dije antes este tipo de dietas son tentadoras porque estás viendo en poco tiempo una variación en tu peso muy brusca, pero en las dietas sin carbohidratos se pierde mucha agua y esto les hace pensar que están bajando mucho, pero en realidad no es así.

Cuando perdés mucha grasa corporal siguiendo una dieta adecuada, equilibrada y con entrenamiento, se adelgaza de a poco porque tu cuerpo se resiste y vas a bajar medio kilo semanal, pero ese medio kilo va a ser importante a nivel talla (medida), ya que la grasa ocupa más espacio. Hay que tener en cuenta eso y no frustrarse cuando ves que la balanza no está bajando tanto, por eso no te enfoques en el numero de la balanza porque puede ser engañoso, lo importante es que te sientas bien, vas a notar que tenés más energía, que la ropa te queda mejor. Una manera objetiva de ver el avance es sacarte fotos cada 15 días (no más seguido que eso).

Otra cosa importante que no puedo dejar de decirte es que tengas mucho cuidado con las pastillas que tomas, si son suplementos naturales, que está comprobado que no afectan el sistema nervioso, está bien que las consumas, pero ojo nunca dejes de leer qué contienen. Si en cambio son esas que dicen sacarte el hambre te pido que no las consumas, no es normal no tener hambre, esas sí se están metiendo con tu cerebro y a la larga te pueden traer grandes complicaciones…

Por otro lado, es cierto que el ejercicio es un aliado para mejorar tu composición corporal, perder grasa, ganar masa muscular, mejorar la flexibilidad, proteger los huesos y mejorar el estado de ánimo, sin embargo, es necesario aclarar que hay que evitar el exceso de ejercicio, hacer más del recomendado no es saludable, te podés obsesionar y generar un trastorno, podés lesionarte, tener problemas hormonales, desgastar la masa muscular, además de una serie de complicaciones. Como todo, lo que haces en exceso por más bueno que sea te puede hacer daño…

La clave es saber que todo lleva su tiempo, que hay un proceso en el que tenés que tener paciencia para obtener buenos resultados.

Espero te hayan servido estos consejos para lograr tus objetivos de manera saludable.

Chevron-up